Raúl Sojo Montes, el arte de “pintar” paisajes sin pincel

 

Raúl Sojo Montes comenzó en la fotografía a muy temprana edad, de la mano de su padre

 

Fabricio Ojeda Díaz

Estaba aún en pañales cuando intentó arrebatarle una cámara a su padre y la imagen quedó congelada porque éste pudo apretar el click a tiempo frente a un espejo. Quizás esa prematura acción –más la estirpe periodística de su madre y abuelo- definieron su futuro como fotógrafo, comunicador social y productor audiovisual, con unos ojos que, como lentes, no paran de retratar todo lo que ven.

-Una vez, mientras escribía mi currículo, llegué a la conclusión de que al que le apasiona la fotografía ya no observa, sino que compone o encuadra mentalmente. “La cámara no siempre está a la mano, pero el ojo del fotógrafo no descansa”, escribí aquella vez- confiesa en una entrevista que le hicieron hace algunos años para una revista venezolana.

Hoy, el caraqueño Raúl Sojo Montes ha convertido esa frase en su grito de guerra, y es un paisajista consagrado cuyo pincel es el índice que captura la imagen y la imprime en el lienzo, como un artista plástico moderno que aprovecha los recursos tecnológicos para crear “pinturas” con pixeles, fotografías en forma de cuadros que pueden enrollarse y transportarse cómodamente sin importar el tamaño.

El cerro Ávila

En estos días, este creador suramericano con amplia trayectoria en la empresa Coronel Sumaq Producciones Audiovisuales (que puede apreciarse en su canal Youtube: https://www.youtube.com/user/elsojon) está disfrutando en Wilmington de una temporada con su madre, la periodista Yndiana Montes.

Tepuyes

Se trata de un viaje de paseo, una visita familiar en la que sin embargo no ha dejado de captar con su cámara paisajes, personas y situaciones, como lo hace desde temprana edad, cuando incursionaba por parajes naturales con su papá –el también fotógrafo Raúl Sojo Valenotti- a quien describe como su mayor referencia en el mundo de la fotografía de naturaleza, pues le enseñó el gran valor de la imagen y de la perseverancia que la logra.

Playa Manzanillo

Viajero impenitente, “de esos que quieren guardar registro gráfico de cuanto lugar visitan”, Raúl Sojo Montes ha combinado ambas pasiones para llenar su portafolio de impresionantes panorámicas de Venezuela y el mundo, urbanas y naturales, “desde Nueva York hasta la Gran Sabana, desde Praga hasta las Torres del Paine”, como describe en su blog http://raulsojomontes.blogspot.com/, donde muestra algunas de sus obras de su exposición “Venezuela Gigante”.

Entre sus trabajos, además de plasmar sobre lienzos maravillosos paisajes, este joven venezolano ha incursionado en la fotografía en 3D -en acrílico digitalizado y siluetado en láser- inmortalizando una vez más a El Ávila, esa muralla natural que custodia a Caracas por el norte y la separa del mar Caribe y sus resplandores verdeazulados.

Ávila 3D

En la actualidad, Raúl Sojo Montes está a punto de agregar a su labor fotográfica y audiovisual la faceta de escritor, pues su último proyecto es publicar una novela que ya está concluida.

Puente sobre el Lago de Maracaibo