Un éxito el debut del Wilmington Jewish Film Festival

140422-cinejudio-02

Con cuatro estupendas muestras cinematográficas, y la calidez (para algunos inusitada), de la diáspora judía de Wilmington, se produjo en abril el I Festival de Cine Judío en el imponente Thalian Hall de nuestra ciudad.

Dos largometrajes seleccionados vinieron de Francia, uno de la República Checa y otro de Israel, y los organizadores se mostraron satisfechos de la acogida del público, siendo que realmente calaron, mostrando una perspectiva única sobre la diversidad de la fe, la cultura y las costumbres judías.

La co-fundadora del festival, Peggy Pancoe Rosoff, quien trabajó incansablemente al igual que los demás miembros del comité organizador, dijo que la misión del nuevo festival es “tikkun olam”, la ancestral frase hebrea que, a grandes rasgos, significa curar o reparar el mundo. Rosoff y la co-presidenta Beverly Schoninger se mostraron felices de que su afán de que el festival se tratara de algo más que sólo ver películas, se vio coronado.

140422-cinejudio-03

Realmente reinó un ambiente especialmente acogedor, siendo que las proyecciones, excepto la del domingo en la tarde, fueron precedidas de una recepción, con postres o un tiempo completo de exquisitos platillos, muy adecuados para la ocasión. Todos sabemos que la buena y bien servida mesa es una constante en la gran familia hebrea, y los encargados del cattering fue la gente del Chris’ Restaurant.

Como dijimos, las películas y las recepciones desataron conversaciones y debates entre los asistentes, lo cual convirtió el festival en una excelente oportunidad para nosotros en Visite Wilmington conocer a los VIP de la diáspora.

Las películas proyectadas en el Thalian Hall fueron sólo cuatro, pero para el próximo año en su segunda edición el espectro cinematográfico promete ser más amplio. No olvidemos que este festival para a engrosar la nutrida lista de más de cien festivales judíos que hay a todo lo largo y ancho de los Estados Unidos, y en ésta ocasión ya hubo una representación del festival homólogo de la vecina ciudad de Charlotte.

140422-cinejudio-04

140422-cinejudio-05

The Other Son” (“Le fils de l’autre), film francés de 2012 dirigida por Lorraine Levy, muestra cómo dos jóvenes, uno israelí y otro palestino, descubren que sus hijos fueron cambiados accidentalmente al nacer y tienen que aprender a vivir con las consecuencias. (Fue pura coincidencia, dijo Rosoff, que la película esté tan estrechamente relacionada con “Like Father, Like Son,” una película japonesa de trama similar, que vimos en el Thalian Hall también a comienzos de mes). Esta película muestra de manera conmovedora la tormenta que se genera en las familias afectadas por el cambio. Ambas familias se ven forzadas a reconsiderar su identidad, valores y creencias.

For a Woman nos contó la historia del matrimonio de Michel y Lena a través de los ojos de su hija Anna. Las complejidades de este amoroso matrimonio se ven intensificadas por la identidad judía de la pareja en Francia durante la II Guerra Mundial y por la aparición del hermano del esposo.

140422-cinejudio-06

140422-cinejudio-07

Fill the Void ofreció al público un vistazo a las vidas de los judíos jasídicos en Israel. Las reglas del matrimonio por levirato aparecen cuando una joven jasídica Shira, enamorada y comprometida con un joven de edad y perfil similar al suyo, se ve presionada a participar en un matrimonio arreglado con el viudo de su hermana mucho mayor Esther, quien murió dando a luz. Las emotivas escenas en close-up, los efectos de iluminación y las excelentes actuaciones contribuyen al impacto emocional de esta película sobre el público. Esta película tuvo además una sesión de preguntas y respuestas conducida por Chana Lieblich, de la comunidad religiosa Chabad de Wilmington.

El domingo en la noche a las 7:00, se cerró “con broche de oro: con Nicky’s Family. El público se extasió con este documental biográfico de un extraordinario valor moral y profundidad emocional, que llevó a más de uno a las lágrimas. La película mostró la labor de Sir Nicholas Winton, actualmente conocido como el “Schindler de Gran Bretaña”, quien en 1939 salvó la vida a 669 niños en la Checoslovaquia ocupada por los nazis, llevando a los niños a la seguridad de Gran Bretaña a través de Alemania. Él no habló de su labor en más de cincuenta años. Sus esfuerzos secretos no fueron revelados a los rescatados ni al resto del mundo hasta que su esposa encontró documentos y planes de transporte en una maleta en su ático. En 1988 la BBC transmitió la primera reunión de Winton con cien de esos niños rescatados y sus familias.

140422-cinejudio-08

140422-cinejudio-09

Desde visitewilmingtonnc.com extendemos nuestras más sinceras felicitaciones a la comunidad judía de Wilmington y al comité organizador, y en especial a su presidenta Beverly Schoninger por ésta primera puesta en escena del Festival de Cine Judío de Wilmington.

140422-cinejudio-10